Seguridad informática insuficiente en espacios públicos.

Enviado por admin el Mié, 26/10/2016 - 18:23
Seguridad informática en espacios publicos

Hace tres semanas los transeúntes de Yakarta fueron sorprendidos en pleno de la ciudad con la emisión de una película pornográfica japonesa en una gran valla publicitaria.

Mientras que en Europa podríamos pensar en esto como algo anecdótico e incluso jocoso, en Indonesia la pornografía se persigue de forma muy dura. La policía detuvo a un joven de 24 años acusado de hackear la pantalla de la valla publicitaria tras un fallo en el sistema de la pantalla que mostro el usuario y contraseña durante unos segundos, momento en el que el joven tomó una foto para más tarde, y desde un acceso remoto, conseguir acceder al dispositivo y cometer su terrible fechoría.

Ahora tras su detención se enfrenta a una pena que puede llegar a ser de seis años de prisión y una multa de 100.000 dólares. Además la policía continua con la investigación, porque aunque el joven afirma trabajar solo, podría pertenecer a alguna banda organizada, a pesar de que él afirma que solo fue un acto que hizo como diversión y que no pensaba que iba a acarrear las graves consecuencias a las que se enfrenta.

Esta noticia no parece tener mucha relevancia pero en realidad ha abierto un debate dentro de la comunidad de expertos en seguridad informática. Es un claro ejemplo de la falta de seguridad informática en elementos de espacio públicos. Si alguien inexperto es capaz de acceder a un sistema que se encuentra en un espacio público, aunque sea por un fallo de unos segundos, es que las medidas de seguridad están totalmente obsoletas y desactualizadas desde hace mucho tiempo y que, considerando que el gasto de empresas o entidades públicas a un nivel menor del estatal es casi nulo, la situación actual no va a cambiar.

Por lo tanto en los futuros años nos enfrentamos a un grave problema de seguridad; evitar que herramientas públicas como semáforos, redes móviles públicas, sistemas de metros y trenes o incluso la red eléctrica principal, sean el nuevo blanco de los cibercriminales, que ya utilizan como una de sus herramientas favoritas la extorsión personal y que con noticias y ejemplos como este, empiezan a plantearse extorsiones a nivel de la ciudadanía.