Seguridad en las Compras Online

Enviado por admin el Mié, 11/05/2016 - 16:23
Seguridad en las Compras Online

En una tarde de frio invierno estás descansando en el sofá de tu casa enfrente de una chimenea cuando te das cuenta de que necesitas hacer unas compras de última hora. Desconsoladamente te levantas y desesperezas mientras te preparas para enfundarte en un abrigo, botas y bufanda.

Es entonces cuando te asalta esta pregunta...¿debería probar por primera vez comprar tranquilamente desde el ordenador de mi casa?¿será seguro?

 

La respuesta rotunda es que es seguro, incluso mas que otras formas, realizar compras online siempre que sigas unos consejos de seguridad básicos.

La primera regla básica que debemos adoptar es siempre comprar a través de un dispositivo exclusivamente de uso personal y evitar dejar rastro de datos financieros sensibles expuestos a otras personas.

Lo segundo que tenemos que tener en cuenta es utilizar una red segura propia con contraseñas fuertes. En caso de tener que acceder en una otra red deberíamos utilizar una conexión VPN para cifrar nuestras comunicaciones.

Además deberíamos buscar un sitio seguro que use el protocolo HTTPS como certificado de seguridad, o un certificado SSL a la hora de rellenar formularios con datos sensibles.

Por supuesto todas estas medidas no son efectivas si no elegimos nuestra tienda online con responsabilidad.

La tienda debería tener unas políticas claras de privacidad, reembolso, garantía de producto y métodos de pago seguros.

Un ejemplo de tienda online segura sería la tienda deportiva de patinetes Freestyle Shop. Aquí podeis echar un vistazo a sus condiciones de uso donde detalla estos apartados.

Otra cosa muy recomendable es utilizar diferentes contraseñas para nuestras diferentes tiendas y transacciones, ya que si alguien accede a una de ellas tendría la llave para todas.

Y por último, y aunque parezca ilógico advertirlo, siempre usaremos métodos de pago seguros como Paypal, TPV virtual o transacciones bancarias directas , ya que estos nos garantizan que nuestros datos financieros estén cifrados y sean inaccesibles para los cibercriminales.