La gran verdad detrás de las últimas revelaciones de Wikileaks.

Enviado por admin el Vie, 10/03/2017 - 19:19
Verdad Wikileaks

Las últimas revelaciones de Wikileaks son inquietantes: La CIA dispone de equipo informático y un ejército de hackers malvados con los que pueden espiarnos desde cualquier dispositivo con conectividad sin importar sus medidas de seguridad. Estamos expuestos completamente en el Mundo del Internet de las Cosas.

 

 

Siempre hemos estado expuestos al espionaje de las agencias de seguridad de nivel nacional e internacional. Y no hay ninguna con más recursos y con más aura de leyenda que la CIA estadounidense, de la  que se afirma que es un “estado dentro del estado”, que está regida en la sombra por una “sociedad secreta” al estilo masónico o que está detrás de todas las guerras, narcotráfico y extorsión política y económica en todo el mundo en busca de conseguir gobierno de todo el mundo. Por lo tanto esta noticia no ha cogido al mundo tan desprevenido y no ha alarmado a la población, excepto a los sectores sensibles a estos tipos de asuntos como puedo ser yo mismo y este blog de seguridad informática.

Las última revelaciones de Wikileaks implican que la despiadada CIA no solo puede utilizar un software tan sofisticado que no hay defensa contra sus ataques, sino que lo utiliza a lo largo y ancho del todo el mundo en busca de conseguir sus fines.  Estamos hablando que no solo pueden atentar contra la privacidad de cualquier ciudadano si no que grandes corporaciones al estilo de Apple o Microsoft también son vulnerables y no pueden hacer nada.

Mientras tanto, como en un episodio de una serie sobre la “guerra fría”, cuyo episodio piloto fueron las elecciones estadounidenses, Rusia entra en el juego, por una parte como damnificada al serle robada la tecnología espía y por otra parte como sospechosa de haber sido la causante de la filtración de esta documentación tan comprometedora de la agencia norteamericana.

Sin embargo, y lo que más me preocupa como experto en seguridad informática, no es esto. Lo más preocupante, a mi forma de ver la auténtica verdad detrás de esta última filtración de la plataforma, es que mientras tanto Assange y Wikileaks ya se han ofrecido a las grandes compañías y corporaciones como la solución a su seguridad que está ahora vulnerada al 100%. Los supuestamente “buenos” entran así en el negocio capitalista de la seguridad informática, al otro lado de los supuestamente “malos” hackers-espías que ya se dedicaban a generar ingresos multimillonarios con el cibercrimen. Esto pone de manifiesto el peligro que llevamos advirtiendo desde Threatsexpert desde hace tiempo. La idea de que un hacker es alguien en un garaje  con un viejo ordenador enfrentándose al sistema en forma de anarquista tecnológico, la típica imagen que podamos tener de alguien de la organización Anonymus, en realidad no existe. Los Hackers son empleados a tiempo completo de grandes compañías con espíritu y gestión empresarial, que cumplen con su peligrosa rutina en fábricas y edificios que albergan equipos informáticos hasta en el más pequeño de sus rincones. La ciberguerra se ha convertido en una guerra corporativa, analítica y empresarial en la que el beneficio económico, actuando tanto a nivel empresarial como a nivel personal, tiene un potencial sin límite, igual que el propio Mundo del Internet de las Cosas. O como diría Francisco de Quevedo: “Poderoso Caballero es Don Dinero”.