La Ciberguerra, una realidad del presente.

Enviado por admin el Mié, 28/06/2017 - 13:17
Ciberguerra

Ayer un nuevo ataque de ransomware se expandió globalmente, afectando sobre todo a compañías en Rusia y Ucrania pero atacando a empresas por todo el mundo, incluida España.

El ataque no ha sido tan virulento como el ataque del Wannacry en el pasado mes de mayo cuando organismos tan importantes como  el sistema de sanidad británico y grandes multinacionales (como la americana Fedex o Telefónica en España) se vieron afectadas y con sus computadoras secuestradas con la posibilidad de liberarlas previo pago de un rescate en bitcoins.

 

En esta ocasión el ataque ha secuestrado sobretodo compañías de Ucrania, que acusa directamente a Rusia de perpetrar este ciberataque, y en España ha llegado de refilón ya que ha afectado a la mayor naviera danesa Moller-Maersk que tiene operativos en los puertos españoles.

El ataque ha vuelto a aprovechar las vulnerabilidades del sistema Windows y sobretodo ingeniería social, consiguiendo la tan necesitada colaboración humana para poder perpetrar el conjunto de equipos informáticos con únicamente descargar un simple archivo o clicando en un simple enlace, unido todo esto a las acostumbradas desactualizaciones de antivirus y cortafuegos. En definitiva, sencillez y sicología.

Este nuevo ataque pone de manifiesto que ya hace tiempo estamos inmersos en una ciberguerra, donde la motivación como siempre es económica pero donde los bandos enfrentados se confunden en una mezcla de corporaciones económicas, políticas, militares y puramente criminales, que han decidido llevar sus técnicas más agresivas contra sus enemigos al frente de Internet.

El mayor problema para el usuario que está alejado de todo esto es que como en todas las guerras 9 de cada 10 víctimas son civiles, y somos usados como banco de pruebas y puerta de entrada en esta guerra virtual en la que los organismos que deberían protegernos están perdiendo la batalla con una gran diferencia en el número de bajas. Echémosles una mano y combatamos en el frente con la mejor arma, estar siempre actualizados y educados en seguridad informática.