Erotismo y seguridad en la red.

Enviado por admin el Mié, 30/03/2016 - 14:12

El mundo está lleno de erotismo y sexo, presunto o real, que se presenta en los medios masivos de difusión.

Por supuesto en Internet, que se ha convertido en la institución social hegemónica de nuestros días, su presencia es vasta y amplia, llegando incluso a crearse nuevos términos como cibersexo o sexting para referirse a estas manifestaciones basadas en las nuevas tecnologías.

 

Cibercrimen, el negocio ilícito mas rentable.

Enviado por admin el Mié, 30/03/2016 - 11:29

Los últimos datos de estudios sobre seguridad demuestran que el cibercrimen ya es más rentable que el negocio del narcotráfico, prostitución o ventas de armas.

El impacto económico de este negocio se aproxima al PIB de un país medio y se estima que un 46% de los internautas han sido objetos de algún ataque malintencionado por parte de organizaciones criminales.

 

 

Adware, una amenaza realmente seria.

Enviado por admin el Lun, 28/03/2016 - 18:43

Los usuarios generalmente perciben el “adware” como una simple publicidad molesta que puede consumir una parte de los recursos de nuestro dispositivo, cuando en realidad es una seria amenaza.En nuestra vida diaria nos conectamos a Internet con multitud de aparatos y cualquiera de ellos es susceptible de ser infectado por este malware.

 

 

Nuevas amenazas para los smartphones vía WhatsApp

Enviado por admin el Jue, 24/03/2016 - 18:25

Los teléfonos móviles, y más concretamente la popular aplicación de mensajería instantánea WhatsApp, se encuentran bajo una nueva oleada de amenazas informáticas.

Concretamente se trata de una estafa, una nueva campaña de "SCAM" (nombre técnico de este tipo de engaños), que pretende hacer creer a los usuarios de la aplicación que existe una forma de usar WhatsApp sin tener internet, de forma, por tanto, totalmente gratuita.

 

En qué se traducen las crecientes amenazas informáticas

Enviado por admin el Jue, 24/03/2016 - 17:36

 

La tecnología avanza a pasos agigantados y, hasta hace menos de una década, poca gente pensaría que hoy en día se utilizaría el teléfono móvil para todo. Las opciones que ofrecen los teléfonos inteligentes van desde enviar un correo electrónico, consultar online una nómina, sacar un vídeo, mirar las noticias, navegar por Internet hasta usarlos como entrenador personal. Gracias a las múltiples posibilidades de uso que ofrecen estos terminales cada vez más gente se conecta a la red de redes con ellos.

 

¿Cuáles son las amenazas informáticas durante el 2016?

Enviado por admin el Mar, 22/03/2016 - 11:33

 

En los inicios de Internet todas las amenazas informáticas estaban dirigidas a infectar los ordenadores personales, sobre todo a través del correo electrónico. Hoy en día, usamos el smartphone como sustituto del PC para conectarnos a Internet, razón por la que nuestro dispositivo es un objetivo de ataques por parte de los piratas informáticos. Cada día la gente se conecta más a la red gracias al teléfono móvil, y gracias a ello se ha convertido en la puerta de entrada principal de posibles infecciones informáticas.

 

Amenazas informáticas que pueden ser evitadas

Enviado por admin el Mié, 16/03/2016 - 01:19

Hoy en día, el uso de ordenadores e Internet es fundamental en numerosas tareas de trabajo y ocio del día a día. Sin embargo, este innegable avance ha conllevado, igualmente, una profusión de amenazas informáticas contra las que es imprescindible estar precavido. En este aspecto, hay que llevar a cabo una navegación prudente y no fiarse de la descarga de archivos que provienen de páginas o remitentes desconocidos.

La colaboración de los ISPs ante las amenazas de las redes sociales

Enviado por admin el Mar, 15/03/2016 - 01:36

Tras más de 30 años desde la aparición de internet, las amenazas informáticas aún están latentes en la navegación de los usuarios. El fraude por phising (robo de contraseñas), virus (gusanos, troyanos, etc.), la suplantación y usurpación de identidad o la revelación de secretos son, actualmente, delitos regulados en el Código Penal español, concretamente en el artículo 197 (con 7 subapartados), que establece duras penas de prisión para quienes realizan estos comportamientos delictivos.